Registrarse | Iniciar sesión
Consejos de decoración 0 comentarios

Créditos para reformas: pros y contras

Créditos para reformas: pros y contras

La reforma de una vivienda puede venir dada por muchos motivos, desde aquellos que están directamente relacionados con la estética de la casa, como por ejemplo cambiar el suelo por uno de madera, mejorando también el cuarto de baño cambiándole la cerámica y también las piezas, como también si se tiene una segunda vivienda y quieres que esta presente un estado perfecto para que de esta manera puedas permitirte el lujo de alquilarla cuando no disfrutas de ella en esos meses. Tanto en un caso como en otro, puedes acceder, si lo deseas a créditos para reformas que están indicados expresamente para este fin. En esta guía te vamos a hablar de todo lo que necesitas saber como también los pros y contras de esta financiación.

¿Qué son los créditos para reformas?

Tal y como su nombre nos está indicando, los créditos para reformas son préstamos o dinero que solicitas a una entidad financiera para que de esta forma puedas invertir en tu vivienda y mejorarla, pudiendo llevar a cabo todas las reformas que tienes en mente. El motivo para pedir dinero para este tipo de obras es sencillo, se quiere disfrutar del dinero que se tiene en el banco para los gastos habituales, pero se quiere también mejorar el entorno en el que vivimos y es por eso que pedimos dichos prestamos con los que mejoramos el aspecto de nuestra casa, pero también podemos conseguir que vivamos mejor en ella instalando elementos que siempre habíamos querido o incluso buscando que cuente con una calificación de eficiencia energética mejor, algo que hará que nuestra casa tenga más valor en el mercado.

Pros de los créditos para reformas

Respecto a las ventajas de pedir este tipo de préstamos para reformas en el hogar, son muchos los que puedes tener a tu alcance, y los que te vamos a mencionar son algunos de los más importantes, aunque existen muchos otros más que también te verás beneficiados con total seguridad.

Por un lado, los requisitos que los bancos suelen pedir o exigir cuando se solicita un préstamo para una reforma o para cualquier otra circunstancia suele ser bastantes y complejos, por lo que en ocasiones, o bien te dan mucho menos de lo que tu pides y por lo tanto la reforma se puede quedar a medias o no utilizar aquellos materiales que te hubiese gustado o simplemente realizar el lavado de cara al completo, o bien no te lo conceden por uno u otro motivo, ya que las entidades bancarias quieren asegurarse de que el dinero se les va a devolver y si comprueban que no tienes solvencia o que incluso puedes tener riesgos para el pago, no te darán esta posibilidad.

"En el caso de las entidades financieras de prestamistas particulares privados nos encontraremos con que estos requisitos son mucho más livianos y por lo tanto, son accesibles a cualquier persona, un detalle que ha hecho que sean cada vez más los que soliciten este tipo de préstamos o créditos para reformas, ya que sabrán que van a aceptar la propuesta incluso si la persona se encuentra sin nómina o incluso si ha sido incluido en el listado ASNEF donde son recogidos todos aquellos individuos que se consideran morosos por los bancos", leemos en https://prestamistas.es/prestamistas-particulares/. También nos dicen que "el dinero será exactamente el que se necesita, pudiendo incluso pedir más para que la reforma del hogar se haga al gusto del cliente y pueda ser llevada a cabo al completo". 

Debes recordar que una de las grandes ventajas es que tendrás el dinero prácticamente al momento, por lo que podrás empezar a la semana de haberlo solicitado a realizar tus obras. En muchos bancos hasta que estudian tu caso y recibes el dinero en tu cuenta bancaria se pueden llevar muchas semanas, por lo que al final se prolonga demasiado el tiempo.

Contras de los créditos para reformas

Una de las desventajas habituales de los créditos y de los préstamos son los intereses, puesto que ellos van a suponer un dinero extra que tendrás que pagar a la entidad que te facilita el dinero. Es aconsejable que el tipo de interés sea el más bajo posible para que de esta manera puedas disfrutar del crédito sabiendo que no tendrás que pagar un tanto por ciento más. En préstamos pequeños puede ser de unos 100 euros de más del total que deberás de devolver, pero en caso de pedir grandes sumas el dinero final que das a la entidad de financiación es muy superior, aunque tienes que pensar que sin ellos quizás no podrías reformar la casa como a ti te interesa.

Por otro lado, tienes que tener en cuenta que pedir un crédito para reformas o para cualquier otro tipo de usos conlleva que no vas a tener una solvencia tan cómoda, puesto que parte del dinero que ingresas todos los meses se deberá de destinar al pago de la cuota que te hayan impuesto, por lo que tendrás que gastar mucho menos y evitar los excesos y caprichos innecesarios.

Categorías: Consejos,
Compártelo:
Tags:
Comentarios
Enviar
Registrarse | Iniciar sesión
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña  
Regístrate en BricoDecoracion Cerrar ×
Nick/Usuario:
Email:
Contraseña:
Sexo:
Fecha de nacimiento:
  • Tu nick será tu nombre de usuario y no se permite cambiarlo una vez elegido uno.
  • Al registrarte en esta página, estás aceptando sus términos y condiciones de uso. Puedes leerlos aquí.
Regístrate
Si lo deseas, recuerda que también puedes iniciar sesión con tu cuenta de Facebook.